Ruta Corga da Fecha

Circular: Si
Distancia: 16,49 km
Dificultad: Moderada

Ruta considerada una de las más atractivas que se pueden hacer en el Parque Natural Baixa Limia – Serra do Xurés y es el resultado de la unión del Sendero de Corga da Fecha, el Sendero de a Cabaniña do Curro y la antigua calzada romana Vía Nova XVIII, dando como resultado una magnífica ruta circular.

Powered by Wikiloc

Senderismo

Para los amantes de calzar botas de montaña y descubrir nuevos lugares, este territorio es el destino perfecto para caminar por sendas señalizadas que te acercan a los recursos más representativos del geodestino.

Desde el Balneario de Lobios puedes enlazar la Ruta da Corga da Fecha y conocer una de las cascadas más altas de Galicia, cuyas aguas finalizan su recorrido en el río Caldo.

Sí quieres llevarte una visión general de los recursos más destacados del Parque Serra do Xurés, desde la aldea de A Cela puedes dirigirte hacia la frontera con Portugal en Pitões en uno de los recorridos más exigentes y espectaculares existentes. El parque natural cuenta con varias rutas señalizadas así como varios concellos que cuentan con senderos homologados.

Así mismo, recientemente se ha diseñado una gran ruta transfronteriza que permite visitar el conjunto de la reserva de la biosfera que suma unos 300 kilómetros señalizados. El recorrido por la parte gallega consta de 6 etapas entre Tourem y A Meixoeira, al que se le suma la iniciativa análoga en la parte portuguesa de 19 etapas y 188 kilómetros, tramo bautizado como Gran Ruta Peneda-Gerês (GR50).

Otro gran atractivo para el senderista es recorrer el Camino Natural Vía Nova, este camino natural recibe su nombre de la Vía XVIII romana, conocida también como Via Nova. Construida durante el imperio de Vespasiano y su hijo Tito, a finales del siglo I, unía las ciudades de Bracara Augusta, actual Braga en Portugal, y Asturica Augusta, la actual Astorga, en la provincia de León. 

El recorrido sigue los pasos de esta vía romana, aunque no su trazado exacto, en dos segmentos separados, uno de ellos afecta a nuestro geodestino. En el suroeste de la provincia, recorre desde la entrada de la Via Nova en Ourense, por el puerto de Portela do Home, paso fronterizo entre Portugal y España, hasta el lugar de A Saínza, donde se celebra una particular romería durante la que se recrea una batalla entre “moros y cristianos”.

Explora y descubre nuestras rutas de senderismo:

El agua

Si por algo se caracteriza este territorio es por la riqueza y variedad de sus aguas, pasando de las zonas termales a las charcas o pozas que se reparten a lo largo de su geografía.

El paisaje, la práctica de turismo activo, la gastronomía, pueden ser rasgos comunes a muchos espacios naturales. Pero resultará muy difícil encontrar uno que tenga un patrimonio termal tan grande y de tal calidad como el territorio.

El balneario de Lobios se encuentra en Riocaldo, y aunque el río que lleva tal nombre y se lo da al núcleo de población es de aguas gélidas como corresponde a un caudal de montaña, bajo el subsuelo se acumula un acuífero de generoso caudal que emerge como un torrente de ocho litros por segundo, por distintas fuentes, a más de 50 grados de temperatura, y una de ellas, a más de 71, convirtiéndose en el más cálido de toda la Península Ibérica.

Las pozas del Río Mao, las Pozas de Vilameá, las de Olas o la Poza da Seima, son lugares a los que se puede llegar caminando y están señalizados.

Una visita obligada para los amantes del senderismo y del deporte es el ascenso a la Corga da Fecha que ofrece un paisaje conformado por sierras agrestes conjugado con piedra granítica.  Son una serie de saltos de agua en el tramo final del regato de Fecha que superan un desnivel de doscientos metros en la búsqueda del encajado cauce del río Caldo. A cada salto las aguas se remansan formando pozas donde el agua adquiere una bella coloración azulada.

Los embalses de As Conchas y Salas ofrecen la oportunidad de practicar actividades como el kayak así como rutas de senderismo o BTT en sus entornos.

Explora nuestro patrimonio termal:

Experiencia Arqueológica

El legado romano está muy presente en este territorio. A cada paso, el rico patrimonio heredado de la presencia de Roma en estas tierras surge en combinación con unos destacables valores naturales y paisajísticos. El agradable recorrido que nos acerca a estos rincones, reviviendo los itinerarios históricos por la sierra de O Xurés, que dan paso a Portugal, hasta Celanova.

Vía Nova XVIII

Incluida en el “Itinerarium Antonini” con la mención de “ Item alio itinere a Bracara Asturica”, la vía XVIII o Vía Nueva fue mandada construir entre los años 79 y 80 d. C. por el legado de la provincia C. Calpetanus Rantius Quirinalis Velerius Festus, durante el mandato de Domiciano y su hijo Tito. Su propósito, unir las importantes ciudades de Bracara Augusta (Braga) y Asturica Augusta (Astorga), con un total de douscentas quince millas de distancia, unos 300 km. A Vía Nueva adentrase en Galicia cruzando las tierras de Bato en Portugal por el lugar de “Portela del Home” en el Ayuntamiento de Lobios y continúa su trazado por el Ayuntamiento de Bande en dirección a Sainza (Calvos de Randín).

El programa estatal de Caminos Naturales recuperó parte del trazado de la Vía XVIII convirtiéndola en una ruta de senderismo que también se puede ciclar o mismo recurrir a caballo.

Ver ruta

Miliarios

Las vías romanas se señalizaban mediante miliarios, unos cilindros de piedra de entre dos y cuatro metros de altura y unos 50-80 cm de diámetro, que se hincaban en los bordes del camino, igual con los modernos mojones kilométricos de las carreteras actuales. Cada mil “passum” romanos, una milla (1.481 m), pero en la Vía Nueva, los estudios confirman que las millas varían entre 1.480 a 1.850 metros aproximadamente.

Al ancho de la Vía Nova fueron descubiertos cerca de 300 miliarios, la mayor cantidad de restos de todas las vías del Imperio romano. Muchos desubicados de su lugar de origen, reutilizados en muros de hincas, casas, alpendres y otras construcciones. Una de las mayores concentraciones aparece precisamente en Portela del Home (Lobios).

Leer másCómo llegar

Aquis Originis

En esta mansio, las excavaciones actuales nos dejan distinguir lo que era una cocina y la zona termal. También tiene hipocausto, un sistema de calefacción que hacía circular el aire caliente por canalizaciones bajo el suelo, utilizado sobre todo en las termas del Imperio.

Leer másCómo llegar

Corga da Fecha

Las “corgas” son corrientes de agua que bajan de los montes. En el territorio “corga” es un término muy utilizado, siendo numerosos los ejemplos de riachuelos que caen por las paredes graníticas de la sierra de O Xurés.

El Fecha es un pequeño arroyo afluente del río Caldo. Fecha significa “arroyo” por lo que Corga da Fecha viene a designar algo así como “curso de agua del arroyo”. A su vez recibe aguas de otras corgas como Carballón, Curro o Revolta. Esta confluencia de aguas de montaña tiene singularidad estacional, siendo el invierno y la primavera el momento de mayor espectacularidad por el aumento de caudal.

A Corga da Fecha es llamativa. Más de doscientos metros de desnivel la convierten en una de las principales caídas de agua de Galicia. Diversos escalones en la roca van dejando caer el agua hacia el siguiente nivel en una sucesión de cascadas encadenadas.

Ver ruta

Los baños de Riocaldo

Singular complejo termal en las riberas del río Caldo y que ya era utilizado por los romanos por su contraste entre aguas frías y calientes. Un paseo fluvial cercano al Balneario de Lobios invita al paseo.

Cómo llegar

Aquis Querquennis

Se trata de un conjunto arqueológico que ejemplifica la importancia del legado romano en la zona. Localizado en Porto Quintela en la ribera del río Limia, se trata de un campamento militar de planta rectangular y gruesos muros. Dos de las entradas están recuperadas al igual que el cuartel general o Principia.

Cuenta con una serie de muros, vías interiores y canales de drenaje, si bien parte del yacimiento fue cubierto por las aguas del embalse de As Conchas (construido en 1949). Las excavaciones muestran una ocupación de unos cincuenta años (79 d. C. – 120 d. C.). Su posición en plena Via Nova parece indicar que actuó como base de operaciones de esta importante arteria. El complejo cuenta además con una mansio, (construcción vinculada al aspecto viario y que realizaba la función de lugar de descanso) y unas termas. Un moderno centro de interpretación permite un mejor conocimiento del yacimiento que es de acceso libre.

Leer másCómo llegar

Castromao

Se trata de un yacimiento arqueológico castreño, uno de los mejores ejemplos de la cultura castreña del Noroeste peninsular. Situado en un monte a 732m. de altitud, estuvo habitado desde el siglo VI a.C. hasta el siglo II d.C. por la tribu celta de los coelerni.

En las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en Castromao se han obtenido extraordinarios objetos, como el trisquel calado de Castromao (s. I a.C. – I d.C.), la figura zoomorfa, el tesorillo de monedas (63 denarios y 1 áureo) de época republicana e imperial, o la Tabula de hospitalidad, que ha permitido identificar a Castromao con la civitas de los coelernos, Coeliobriga.

Leer más Cómo llegar

Ponte Freixo

Cuando la Vía Nova XVIII pasaba por el campamento del Aquis Querquennis y llegaba a Celanova, se dividía un ramal que se adentraba hacia donde existen los restos del castro romanizado de Castromao para después dirigirse al valle del Arnoia, en dirección Ourense y luego a Lugo. La importancia de este posible ramal la atestigua la existencia de uno de los puentes romanos de Galicia por excelencia, el Ponte Freixo. Para vadear el Río Arnoia los romanos construyeron un gran puente de cuatro arcos.

La huella romana en este es espectacular: Sillares almohadillados en sus bases, arcos de medio punto, rasante horizontal, un ancho aceptable de la calzada, tajamares y un sinfín de marcas en los “opus cuadratum” que nos informan de su seguro pasado romano.

Leer más Cómo llegar

Lobios

Imaginamos al caminante sentado frente al mapa de recursos del Parque Natural del Xurés, en su sede administrativa, preguntándose: ¿Qué hago? ¡Hay tanto camino para recorrer…!

A Cela
A Cela

Y la expresión es literal, puesto que si algún camino se debe recorrer al estar en Lobios, este es el tramo reconstruido de la Vía Nova, la última gran construcción viaria romana de nuestra geografía, muy cerca de donde hoy la península cambia de nombre y de hábitat, como es la Portela d`Home. Y no tanto por su espectacularidad, sino para ser conscientes de como la base organizativa de nuestras comunicaciones se asienta todavía hoy en aquella avanzada ingeniería de la que hacían gala los romanos en el siglo I d.C.

Ahora bien, si lo que busca el viajero es espectacularidad, sin duda tiene otros itinerarios: Las Minas de As Sombras, la Corga del río Fecha, los Bolos de A Cela, los altos bancales de Prencibe, San Paio o Guende, en tierras de Araújo, la subida a Nosa Señora do Xurés o A Magdalena y la Pedra Furada, tan escondida ella que para poder contemplarla debe el viajero adentrarse antes en tierras portuguesas.

Pero también el enigma de la casa encantada de A Escusalla, situada en tierras de Aceredo y Compostela… Muchas son, pues, las razones por las que el viajero debe hacer parada y fonda en una localidad que ha sabido reinventarse y, a partir de su mansión viaria romana, transformar su riqueza termal el bastión hostelero sobre el que asentar su futuro -nuestro futuro- turístico.